¿Como se manifiesta la enfermedad de reflujo gastroesofagico?

¿Como se manifiesta la enfermedad de reflujo gastroesofagico?¿Como se manifiesta la enfermedad de reflujo gastroesofagico?Por lo general, por medio de un cuestionario específico el médico puede diagnosticar la enfermedad de reflujo gastroesofágico. Si lo considera conveniente, solicitará estudios específicos y análisis de laboratorio.

Lo importante es que si se padece este trastorno se realice cuanto antes un tratamiento adecuado, ya que en caso contrario la enfermedad podría progresar y ocasionar diversos inconvenientes en la salud.

La enfermedad de reflujo gastroesofágico suele anunciarse con acidez y quemazón estomacal y esofágica, sensación de ardor en la garganta y en el pecho, dificultades para tragar los alimentos, sabor amargo en la boca, náuseas y vómitos.

Poco común suelen ser los episodios de tos o los sonidos sibilantes, que no deben confundirse con las crisis asmáticas.

Las ronqueras y los cambios de voz suelen ser menos frecuentes entre los síntomas del reflujo gastroesofágico.

Asimismo, en algunas ocasiones se puede experimentar dolor en el pecho. Si el dolor en la zona torácica se intensifica cuando se practica actividad física, puede estar relacionado con problemas cardíacos.

Cuando el reflujo ácido persiste y no se trata, puede causar inconvenientes en las cuerdas vocales, en uno o en ambos oídos y llegar a provocar caries dentales.

Los problemas serios pueden originarse cuando los síntomas son constantes y persistentes, porque pueden llegar a dañar la cobertura del esófago, situación que con el tiempo podría dar lugar a una inflamación o esofagitis, hemorragias gástricas, úlceras, hernia de hiato.

En el caso en que el reflujo llegue a la faringe puede producirse la enfermedad por reflujo laríngeo-faríngeo y pirosis.

Ante los primeros síntomas no se aconseja recurrir a un antiácido, porque provocará un alivio pasajero.

Muy pronto se tendrá necesidad de recurrir a otro antiácido, luego a otro más y así sucesivamente, lo que terminará trayendo más dificultades y no se conseguirá solucionar el problema en forma definitiva.

La enfermedad se puede tratar de manera natural y holística desde los primeros sintomas, lo que ayudará a prevenir el deterioro de varios órganos e incluso evitará problemas crónicos.